Bike Test

Test Scott Gambler 10 2013

Ismael Ibañez

Hace mucho tiempo que la esperábamos, tras varios años con el anterior diseño del modelo Gambler y con un equipo de Dh que no ha brillado todo lo que se esperaba, había llegado el momento de dar el tijeretazo, el cambio, Lo primero era fichar a un corredor de primera fila, alguien que tuviera la experiencia y el conocimiento necesario para evolucionar una autentica bicicleta de Copa del Mundo, no una bici cualquiera, si no un arma de destrucción masiva que devorase las décimas de segundo. El elegido debía ser alguien con carisma y que estuviese situado en los puestos de cabeza, la elección no era fácil, casi todos los corredores punteros tenían sus contratos bien sellados pero al final del túnel siempre hay luz, por allí se asomo el británico Brendan Fairclough quien pronuncio el si quiero.

De una unión de tal calibre no podía salir nada mediocre, el cambio partió de cero y lo que a priori pretendía ser una evolución resulto ser una creación. Si la anterior Gambler penalizaba tal vez por el peso y su falta de agilidad a la nueva Gambler 2013 le ocurre todo lo contrario, sus principales puntos fuertes son la agilidad, un peso mejor distribuido que su antecesora, un sistema de suspensión mas sensitivo y progresivo y la posibilidad de personalizar las geometrías dependiendo del trazado sobre el que se vaya a rodar. Una bicicleta con la que podrás correr la WC con tan solo sacarla de la caja.

La posibilidad de personalizarla en cada circuito, de una forma sencilla, la muestran como una muy buena opción de cara a ser una carreras/cliente de gran reclamo.

El secreto esta en…un punto X

Si comparamos otras bicicletas con sistemas de suspensión parecidos comprobaremos que el pivote principal sobre el que bascula todo en la Gambler esta situado algo mas alto que el resto, a priori esto podría representar algún problema en cuanto a la interacción de fuerzas como el frenado o la producida por la cadena, a cambio obtendríamos grandes beneficios a la hora de enfrentarnos a fuertes impactos y sobrepasar zonas de piedras. Ben Walker, ingeniero de Scott Sports comenzó a investigar como restar esas fuerzas externas situando algunos puntos de apoyo y bieletas que mejorarían la frenada y el pedaleo. 

A primera vista la zona del amortiguador y las bieletas que forman la estructura engañan un poco haciéndonos creer que se trata de un complicado sistema de suspensión, siendo todo lo contrario, algo muy simple. Scott utiliza dos bieletas para controlar la tasa de descarga del amortiguador y que este sea mas progresivo. La colocación del amortiguador en el interior tiene la misión de protegerlo de elementos externos como pueden ser el barro. Su ubicación además esta cerca del eje de pedalier por lo que el peso queda concentrado en una zona que no puede interferir en la conducción. 

Es extremadamente sencillo llevarse bien con la Gambler, su geometría y la distribución del peso es muy buena por lo que nos ofrecerá una docilidad que nos dará la confianza necesaria para bajar nuestros mejores tiempos.

Rapidez y optimización

La capacidad para adaptarse a un circuito es fundamental para lograr grandes objetivos, en Scott lo sabían y han querido que de forma sencilla podamos variar la geometría de nuestra Gambler. En las punteras traseras podremos variar la distancia entre ejes en 15 milímetros tan solo cambiando la posición del eje. La altura del pedalier podrá ser modificada cambiando el amortiguador de la posición baja a la alta, variando la altura de este en 10mm y el ángulo de la dirección pasa de 62 a 63º, a su vez las vainas pasan de 425/440  a 421,5/436,5 mm y por consiguiente la distancia entre ejes de  1185/1200 a 1156/1171. El ángulo de dirección también puede ser modificado en +-1º o +-2º. Con esta cantidad de configuraciones podremos adaptar nuestra montura a cualquier circuito de la Copa del Mundo.

Todo en la Gambler esta pensado para la competición o para salir airoso ante cualquier contratiempo mecánico en ella. El cableado es externo para poder reemplazar los latiguillos del freno rápidamente. El cable del cambio trasero esta guiado por el exterior junto al latiguillo del freno hasta una apertura que lo introducira en el interior de la vaina trasera derecha hasta el cambio. La puntera del cambio es una pieza desmontable como no podía ser de otra manera. Entre algunos detalles podemos ver la disposición de dos roscas justo donde las barras de la horquilla golpearían con el cuadro, donde podremos montar unas piezas de goma de aspecto minimalista. También un adhesivo en forma de almohadilla viene de serie para ser dispuesto en la zona donde el tubo diagonal se une al pedalier y de esta forma evitar posible golpes y daños en la pintura de nuestro cuadro.

Todo en la Gambler esta pensado para la competición o para salir airoso ante cualquier contratiempo mecánico en ella.

Acción

Es extremadamente sencillo llevarse bien con la Gambler, su geometría y la distribución del peso es muy buena por lo que nos ofrecerá una docilidad que nos dará la confianza necesaria para bajar nuestros mejores tiempos. A priori era fácil pensar que la frenada y el pedaleo podrían interferir en el sistema de suspensión, ocurre muy a menudo en este tipo de sistemas de suspensión, pero es cierto que es casi inapreciable. 

La posibilidad de personalizarla en cada circuito, de una forma sencilla, la muestran como una muy buena opción de cara a ser una carreras/cliente de gran reclamo.

La capacidad para adaptarse a un circuito es fundamental para lograr grandes objetivos, en Scott lo sabían y han querido que de forma sencilla podamos variar la geometría de nuestra Gambler.

Pros

Personalización

Sistema de suspensión

Reparto del peso

Contras

Adherencia neumáticos

Peso elevado

Sistema ajuste eje trasero, frágil.

Highlights

Scott Gambler 10, 210mm de recorrido

Sistema de suspensión pivote flotante

ISCG05

Angulo de dirección +-1º/+-2º

Altura pedalier High/Low

Longitud vainas ajustable

Precio: 4599 €

Especificaciones

Cuadro: Aluminio 6061, tuberías hidroformadas, IDS 12 x 150mm, altura de pedalier y vainas ajustable, ICSG05, 210mm recorrido.

Amortiguador: Fox DHX RC2 COil, 267×89, durezas muelle (S 250 /M 300/L 350)

Horquilla: Fox 40 RC2 FIT Factory 203 mm.

Dirección: Syncros DH, semi integrada, ajuste +-1 o +-2

Potencia: Funn RSX MK2 Direct Mount

Manillar: Funn Fatboy, 6069-T6, 810 mm

Puños: Syncros Pro DH dual lock

Tija: Funn Arrow/31.6mm

Sillín: Syncros DH20, raíles cromo

Frenos: Shimano Zee, 4 pistones, 203mm

Llantas: DT Swiss FR600, 32h 

Buje delantero: Formula DH-92 20mm

Buje trasero: DT Swiss FR350, 12mm

Neumáticos: Schwalbe Muddy Mary 26×2.35” Vertstar(F)/Trailstar(R)

Bielas: Shimano Saint 165mm

Plato: 36 dientes

Guía cadena: E.thirteen LG-1 ISCG05

Pedalier: Shimano 

Pedales: No

Cadena: Shimano CN-HG54

Cambio: Shimano Zee

Mandos cambio: Shimano Rapidfire Plus

Cassette: Shimano 11-25t DH

Tallas: S/M/L

Peso: 17,8 Kg

Precio: 5599 €

Distribuye: BM Sportech //  876 269 100

+info: www.scott-sports.com

Geometría (M-High)

Angulo dirección: 62,7º

Angulo sillín: 76,5º

Tubo superior: 547mm

Longitud vainas: 421,5mm

Distancia ejes: 1181mm

Altura tubo sillín: 370mm

Altura pedalier: 354,5mm

Vestuario

Casco: Giro

Gafas: Scott

Camiseta: Scott

Pantalón: Scott

Guantes: Scott

Rodilleras: Scott

Calcetines: Scott

Calzado: Fiveten

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo Más Visto

To Top