ankara escort bursa escort bayan eskişehir escort samsun escort diyarbakır escort
Ruby Isaac Specialized
Mountain Bike

Ruby la embajadora más pequeña de Specialized

Ruby Isaac no retrocederá ni un paso: tiene sueños que cumplir y está llena de energía. Valiente y feroz, está decidida a ir sobre dos ruedas lo más rápido posible, llegar a los Juegos Olímpicos servir con ello de inspiración a otros niños para que monten en bicicleta. ¡Sueña a lo grande Ruby! tienes lo que se necesitas.

Sus gafas de sol reflejan un mar de niños vestidos de Lycra que se reúnen con ella alrededor de la línea de salida. Sin prestar atención, levanta las palmas de las manos y las aprieta contra a su cara, ajustando firmemente su casco rosa. Por un breve instante, se muerde el labio y mira alrededor. Está impaciente por firmar, por bajar los piñones de su bicicleta rosa con calcomanías de ositos de gominola y que empiece la fiesta. Es la Etapa 1 del Tour Europeo Junior en Assen (Holanda) y Ruby Isaac, con nueve años, está a punto de poner patas arriba la Contrarreloj Individual.

Ruby Isaac Specialized

“Me encanta mi bicicleta rosa. Combina con mi habitación”, dice sonriendo. Mirando a su alrededor, añade: “Y con mi televisor. Y con mis sábanas”. La habitación de Ruby Isaac es rosa. Locamente rosa. Nos bañamos en rosa, que es la definición del paraíso para Ruby, porque es su color favorito en el mundo.

Ruby sube la escalera para subirse en su cama y comienza su recorrido, gritando todos sus tesoros y revoloteando de recuerdo en recuerdo como un colibrí. Nos presenta sus animales de peluche, juguetes y muñecas. Al personaje de un libro favorito, Horrid Henry, nos lo describe con gran detalle. Se va entusiasmando a medida que habla, y todo es normal para un dormitorio de una niña de nueve años hasta que llegas a los recuerdos de ciclismo.

Ruby Isaac Specialized

Justo dentro de la puerta de su habitación cuelga una pintura gigante de una de sus ídolos británicas del ciclismo, Laura Kenny; hay trofeos y medallas de las carreras de Ruby en el alféizar de una ventana; y luego están sus maillots “especiales”. Está el de Campeona Nacional de Luxemburgo, que le regaló Christine Majerus del Boels-Dolmans. (La de Christine fue la primera entrevista de Ruby como reportera deportiva en el Tour de California 2017.) Y luego está uno que le regaló Helen Wyman. Ella nos cuenta: “Era una talla S de mujer, pero era demasiado grande. Algunas de mujer me quedan mejor”, dice.

Ruby Isaac Specialized

Se acerca a la mesa y se inclina para firmar la lista oficial de salida en Assen. Mira al hombre con atención, luego baja hacia donde él le señala que firme con su nombre. Un pie toca el talón del otro mientras se inclina sobre la hoja de papel. Ella firma. Un hombre coge su bicicleta y ella camina junto a él mientras revisa la bici. Ahora está mirando hacia arriba esperando nuevas instrucciones del adulto. Tras la incomodidad de un idioma que no es el suyo, un poco de inglés para indicarle a dónde ir. Ella coge su bicicleta y se une a la fila que conduce a la rampa de salida elevada para la contrarreloj.

Nunca antes ha subido a una rampa de salida, y si está preocupada por caerse mientras dan la salida, pero no deja que se le note. Nick, su padre, menciona que ella está un poco insegura al respecto. Pero Ruby Isaac tiene un código simple: sólo tienes que intentarlo. Realmente difícil. Y simplemente tienes que seguir intentándolo.

Ruby Isaac Specialized

Ruby Isaac se arrodilla en el suelo de su habitación y saca la bolsa que llevará a los Países Bajos. Está preparada para seis días de carrera, lo máximo que habrá hecho en una semana. La bolsa está llena de maillots, su casco, gorras y tantas gafas de sol que podríamos pensar que iba a montar un mercadillo. Sacando sus auriculares, trata de recordar el nombre de su canción favorita antes de decir que podría llamarse ” Raw Stamina” o algo así. “Me gusta escuchar ‘Stamina’, porque cuando la escucho, dice lo genial que eres y que tienes resistencia. Todas las canciones que tengo aquí son canciones que me preparan para las carreras. […] Me lo llevo a Holanda, así cuando esté en mi habitación, podré escucharlas en mi iPod”. Hay una estrofa en la canción (que descubrimos que en realidad se llama “The Greatest”, de la cantante Sia), que habla de no rendirse. Le preguntamos a Ruby qué cree que significa no rendirse. Hace una pausa y piensa mientras guarda su bolsa para el viaje.

“Simplemente… si en una carrera estás entre las últimas”, dice, “No te rindas y di que no lo harás. En tu próxima carrera, en algún momento, estarás delante si puedes. Así que no te rindas”.

Ruby cierra la cremallera de la bolsa. Está lista para irse.

“Venga Ruby, muéstranos tu cara ‘feroz'”.

Ella aprieta los dientes. Tuerce la nariz y fija sus ojos en una mirada de acero. “Esa es la cara que pongo cuando voy realmente rápido”, dice insinuando un gruñido. Todos tenemos una cara feroz, algunos de nosotros la tenemos guardada. Pero después de 10 minutos con esta chica, puedes sentir que estás abriendo la puerta de tu desván “Girl Power” y quitándole el polvo. Su actitud es contagiosa. Ruby sabe que sacar su cara feroz rostro le ayudará a canalizar su confianza y eso equivale a más velocidad, determinación y coraje. Es como un arma secreta, un as en la manga que puede lanzar sobre la mesa de las carreras para ganar la mano. Y la victoria puede ser en una carrera, un campeonato o, a veces, ambas cosas.

Ruby Isaac Specialized

“En mi primera carrera”, dice, “iba en mi pequeña bicicleta Apollo, que es naranja, y luego recuerdo que [el circuito] era como un pequeño círculo, pero había una colina a la que tenías que subir. Y recuerdo que llegué la última. Me esforcé mucho y terminé llorando. Pero fue increíble que terminara esa carrera, ¿verdad?

Sí, ¡claro que sí! Es el tipo de historia en la que sólo quieres abrazarla y aplastarla contra ti; ella está tan orgullosa de sí misma y tú de ella… Pero luego se pone mejor. “Y luego volví un año después, y gané”.

Algunos lo llaman soñar. Otros lo llaman buscar su destino. Pero para Ruby parece que sólo consiste en salir, tener una oportunidad y simplemente creer en sí misma. Claro, ella sueña con ir a los Juegos Olímpicos algún día, pero por ahora es una posibilidad de futuro. Se trata de probar cosas nuevas y ver si encajan; tener héroes y creer en ellos; y sobre todo, hacerlo lo mejor que puedas.

“Me gusta montar en bici porque es muy divertido. […] No es sólo la competición, incluso si quieres competir, no se trata sólo de eso. A veces también te diviertes. Por eso me gusta. -Porque puedes divertirte”.

Por fin ha llegado el momento. Ruby está en la rampa de salida de la contrarreloj individual del Tour Europeo Junior. Sus manos están sobre el manillar, y se mueve ligeramente sobre los pedales mientras el oficial sujeta su sillín. Lista para salir. Para volar. Simplemente para rodar tan fuerte como humanamente pueda. Podemos intuir señales de su “cara feroz” cuando el reloj inicia la cuenta atrás. Aparece una mano frente a ella: cinco dedos extendidos para contar los últimos segundos críticos.

Cinco.

Cuatro.

Tres.

Dos.

Uno, el último dedo la lanza hacia delante y Ruby Isaac baja por la rampa y se va. Una chica valiente en el camino de convertirse en una mujer muy valiente.

Specialized Bicycles

Ruby la embajadora más pequeña de Specialized
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo Más Visto

To Top