Consejos

Los 7 pecados capitales de los bikers

El bueno, el feo, el malo… y el biker

Lujuria, gula, avaricia, pereza, ira, envidia, soberbia. Los pecados capitales están considerados como la falta de virtud de una persona. Los bikers también tenemos otros pecados que afectan a la comunidad y provocan el perjuicio para nuestro colectivo y otros plenamente personales. El principal objetivo de este código ético es mantener una línea de comportamiento uniforme entre todos.

– No mantener la bici en correcto estado

Es imperdonable que nuestro bien más preciado no se encuentre en perfectas condiciones. Mereces un lugar en el fondo del infierno. Realiza una revisión de vez en cuando, limpia y engrasa.

– No utilizar el casco

No hay excusa, el casco se debe llevar en todas las ocasiones en que uno se mueva en bicicleta, sea cual sea el trayecto. Un pequeño descuido nos puede llevar al suelo y ante un impacto de nuestra cabeza contra el suelo minimizará los daños en gran medida.

– No llevar kit básico de reparación

Salir a la montaña sin un kit básico de reparación es un completo error. Con él se puede solventar cualquier tipo de avería “in situ” y poder continuar la marcha. Sino prefieres volver andando unos cuantos kilómetros hasta casa.

– No respetar el código de circulación

No respetar las normas de circulación no solo te afectan a ti con las posibles multas, también perjudicas a todo el colectivo ciclista. Echa un vistazo a la legislación que le afecta a la bicicleta y se correcto en tu comportamiento.

– Utilizar auriculares

Por tu propia seguridad evita siempre llevar auriculares, además de estar completamente prohibido en la vía pública estás eliminando el sentido de la audición. De esta manera no tendrás opción de reaccionar ante una posible señal sonora que te alerte de un peligro.

– Salir de casa sin avituallamiento (Líquido/Sólido)

Un error muy común es dejar olvidado en casa parte de nuestro avituallamiento o salir a conciencia sin el pensando que no será necesario. Una mala práctica que puede llevarnos a sufrir una pájara con el daño para el cuerpo que supone quedarse vacío de energía.

– No saludar a la gente por los senderos

El saludo de la gente que transita por los sendero es un acto que nunca se debe perder, un gesto de cordialidad que mejora la convivencia con las personas que practican otras actividades o a los propios ciclistas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo Más Visto

To Top